José Alberto Garre

Arquitecto técnico

Nuestros revestimientos de piel son una interesante opción en la decoración de cualquier estancia. Sus propiedades los convierten en un elemento decorativo capaz de solventar los numerosos condicionantes que se presentan en los trabajos de construcción y decoración contribuyendo, además, a la mejora del confort térmico y acústico entre otras ventajas.

 

La piel es un revestimiento natural, un material noble que dura en el tiempo. El uso de la piel con una función decorativa es habitual en el diseño de prendas de vestir tanto por su característica resistencia como por su toque de calidez y elegancia.

 

Este toque de distinción lo podemos incorporar a los ambientes de interior donde  su aplicación resulta igualmente atractiva tanto en la decoración de viviendas u oficinas como también en locales: cafeterías, restaurantes, tiendas...

 

Los revestimientos de piel elaborados por Stoa combinan perfectamente con todos los materiales. De igual forma se integran perfectamente en cualquier estilo de decoración y en todo tipo de ambientes: salones, recibidores, dormitorios, salas de espera, zonas de recepción... aportando un toque distintivo y original.

 

Dispone de una amplia gama de modelos, siendo unas piezas monocromáticas y otras una combinación de varios colores. El color y las texturas de las piezas transmiten personalidad y exclusividad.

 

Con los diferentes colores, espesores, relieves, grabados y aplicaciones dispone de un amplio abanico de posibilidades que le confieren una completa libertad para personalizar su antiguo revestimiento.

 

A estas nuevas sensaciones que incorporará a su espacio interior se le añaden sus múltiples prestaciones: están especialmente indicados para viviendas o estancias con problemas de aislamiento, su colocación es posible sobre cualquier tipo de soporte sin incorporar cargas a la edificación y sin necesidad de obras, de una forma rápida y limpia.